La falta de Comunicación en la Empresa

Cuando se pregunta a los trabajadores cuál es el problema más preocupante que detectan en el seno de sus empresas, la respuesta que aflora casi siempre es la misma: la falta de comunicación. Es realmente esto así? Hoy disertaré sobre esta cuestión.

Desde mi punto de vista, hay dos clases de información relevante que debe transmitirse a los trabajadores:

  • La que afecta al desempeño (información sensible).- cuántas veces nos piden que hagamos cierta tarea sin explicarnos para qué debemos hacerla? O, si lo preguntamos, cuántas veces nos dicen que son órdenes de arriba y se acabó el tema?.

Uno, que es disciplinado, ejecuta la orden suprema sin rechistar y listo. A la segunda vez que nos piden lo mismo o que nos dan otra orden sin más aclaración, ya empezamos a mosquearnos un poco. Si esto se repite una tercera vez, comienza ya a surgir un cierto y justificado malestar. Las personas no somos robots que funcionemos con solo apretarnos un botón. Somos seres a los que nos gusta entender qué sucede y cuál es la razón de ser de lo que hacemos. Lo queramos o no, funcionamos así. Aquella época en la que un jefe autocrático mandaba hacer las cosas por narices ya pasó a mejor tiempo. Hoy las dictaduras no son bien acogidas y lo que las personas necesitan es comunicación y feed-back.

En consecuencia, los trabajadores necesitamos recibir información que nos aclare para qué nos necesitan; o dicho de otro modo, necesitamos entender nuestra razón de ser dentro de la empresa. Si a una persona se la mantiene ajena a dicha información, esa persona acaba convirtiéndose en un autista y quemándose.

  • La que evita incertidumbre (información agradecida). Al margen de la información propia de nuestro desempeño, también necesitamos saber cosas que afectan a nuestro futuro. Tal y como puse entre paréntesis, es información que agradecemos conocer.

El futuro es siempre algo incierto que, en muchas ocasiones, nos genera preocupación. Las personas sentimos la necesidad de saber qué puede pasar con nosotros, y cuando no podemos averiguarlo lo inventamos!!. Es aquí donde nacen muchos rumores que, como bolas de nieve, crecen y crecen hasta que se convierten en avalanchas que sepultan a buena parte de la población de una empresa. Recibir información sobre el devenir futuro elimina incertidumbres y provoca tranquilidad. Y la tranquilidad es una buen estado de ánimo para el desempeño, porque nos permite tener la cabeza en lo que estamos haciendo en lugar de tenerla en lo que podría suceder.

Así las cosas, cuando hablamos de problemas de comunicación en el seno de las organizaciones debemos abordarlo desde dos perspectivas:

  • La más cercana al empleado (el mando intermedio).- es el responsable de dar órdenes y debe explicar el por qué de esas directrices. Ojo: no tiene por qué hacerlo!!, pero sí es conveniente que lo haga (no confundamos tener que con debería de). Los trabajadores se sentirán más confiados y valorados si les explican las cosas.
  • La que afecta al futuro de la empresa, que deberá ser ofrecida por los mandos directivos. Es información que libera incertidumbres y que elimina la rumorología, uno de los grandes males de las organizaciones. Es pertinente que cada cierto tiempo los altos cargos muestren cercanía con los subordinados explicándoles por qué senda se transita y cuál es el objetivo que se persigue.

Con aplicar estas dos premisas se corrige el mal clima laboral que reina en muchas organizaciones. Y no es nada complicado hacerlo: basta simplemente con proponérselo. No se sorprendan si les digo que buena parte de las organizaciones todavía no cayeron en la cuenta de la importancia de esta tarea y siguen creyendo que la información sólo le interesa a quienes tienen capacidad de decisión. Nada más lejos de la realidad!! La información le interesa a todo el mundo y es de capital importancia asignar a alguien la función de transmitirla en el momento adecuado y en la justa medida. Así de simple, así de importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *